¡Por fin: rebajas de verano! Descubrir
5 consejos para desarrollar una relación saludable con la alimentación.

5 consejos para desarrollar una relación saludable con la alimentación.

28. 4. 2022 6 min. de lectura

Una relación sana con la comida es una de las claves de una vida feliz. Crea hábitos alimentarios que le convengan a largo plazo.

La comida. Una delicia para algunos, una pesadilla para otros. Hablamos de un tema muy extenso en el mundo del ejercicio y el fitness. La relación con ella es la relación que tenemos con nosotros mismos y está estrechamente relacionada con nuestro bienestar mental y físico. ¿Cómo llevarse con la comida, y cómo percibirla y disfrutarla? Te lo contamos.

1) Déjate de dietas y no te quites de comer

Lo prohibido sabe mejor. En otras palabras, las dietas estrictas son un camino al infierno. No intentes descartar ciertos tipos de alimentos a menos que tengas una justificación médica (como una intolerancia o una alergia). El cuerpo humano necesita todos estos componentes, ya sea para el rendimiento, la regeneración o el bienestar.

Tenemos tres opciones para que pruebes y apliques:

  • Comer intuitivamente - Aquí es importante escuchar atentamente al cuerpo y sus necesidades. Una persona que come intuitivamente come cuando tiene hambre, no come en exceso, no excluye ningún grupo de alimentos y no se toma la comida como un medio para perder peso. Piensa en la comida con facilidad y la disfruta, pero no es el centro del universo para la persona.

  • Norma 80/20 - El "compromiso" del internado. El 80% de la dieta se dedica a alimentos integrales y el 20% restante a otros menos valiosos. No la dividimos intencionadamente en saludable/insalubre: esos alimentos no existen. Es un hecho.

  • Recuento de macrodatos - Si eres el tipo de persona que necesita controlar su alimentación, el recuento de calorías, o IIFYM, puede ser adecuado para ti. Calcula tu ingesta diaria de kilocalorías y el número de macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) que contiene. De este modo, no eliminarás ningún grupo de alimentos y comerás lo suficiente. Puedes utilizar una calculadora en línea o consultar a un nutricionista para realizar los cálculos, dado que también te proporcionará consejos útiles. Con la IIFYM, asegúrate de no ser víctima de los números y las tablas. El objetivo es controlar la cantidad de comida y pasar gradualmente a la alimentación intuitiva.

Pruebe las posibilidades individuales, perciba las reacciones del cuerpo y la mente y descubra lo que le conviene.

Come bien, lo suficiente y empieza a entrenar con Top4Fitness

Ropa de fitness para mujer Ropa de fitness para hombre

vyvážená_strava_zdravý_vztah_k_jídlu

2) Todo comienza por ti

En pocas palabras, pero en la práctica, es un proceso exigente y a largo plazo. Date cuenta de que ninguna relación funcionará a largo plazo si no tienes una relación resuelta contigo mismo. Y esto también se aplica a la relación con la comida. ¿Cómo mejorar tu relación contigo mismo? Date cuenta de que TÚ eres tu prioridad. No es egoísmo, sino una necesidad. Cuida de ti mismo, ponte las zapatillas de deporte y ve a hacer ejercicio, da un paseo con el perro, lee un libro y prueba una clase de cocina. Simplemente haz actividades que te gusten.

3) Disfruta de la comida y come con cabeza

La ensalada con ensalada nunca ha satisfecho a nadie. Lo que tienes en el plato debe entretenerte. Prueba nuevos nutrientes, y nuevos alimentos, descubre nuevos sabores, y poco a poco encuentra exactamente lo que te conviene a ti, a tu alma y a tu digestión. Además, intenta comer de forma consciente, reserva tiempo para la comida y no te distraigas con la televisión o el teléfono.

4) No te comas las emociones negativas

Paradójicamente, la alimentación emocional no tiene que ver con la comida, sino con una relación rota con uno mismo. Comer de forma poco saludable es sólo el resultado de un problema mental más profundo. Cuando algo no va según lo previsto, estás estresado, triste o asustado, comer para eliminar el estrés parece una solución. Al principio, parece una gran idea: la comida es una cura para el mal humor. Nada más lejos de la realidad. Es sólo una sensación agradable momentánea, porque unos minutos después de la comida aparecen los remordimientos y sentimientos aún peores. Intenta experimentar, analizar y comprender tus emociones. En lugar de ir a la nevera, ve a dar un paseo o haz estiramientos. Si no sabes cómo salir de esta rueda, busca ayuda profesional que te ayude a llegar al núcleo correcto de tus problemas.

adidas_oblečení_ženy_jóga

5) No intentes ir siempre al 100%

Vivimos en una prisa constante. Seguro que en tu zona hay gente que trabaja 16 horas al día, apenas duerme, come poco y con prisas. Además, comen alimentos de mala calidad. Intenta no ceder a ello. Establece límites, date el gusto de descansar y permítete estar "desconectado" durante un tiempo. La energía es muy escasa y tienes que reponerla regularmente. Gracias a este equilibrio, mantendrás una relación armoniosa con la comida, porque el estrés y la tensión crónica afectan negativamente a tus hábitos alimenticios. Esto puede llevar a comer en exceso, a comer por motivos emocionales o, por el contrario, a la falta de comida y a la llamada falta de alimentación.

CONSEJO: Si quieres un consejo, una visión general de la alimentación o no consigues mejorar tu relación con la comida durante mucho tiempo, busca la ayuda de un experto. Puede ser un terapeuta nutricional o -en el caso de la alimentación emocional y otros trastornos psicológicos- un psicólogo. Da un paso valiente hacia el autoconocimiento y la satisfacción.

¿Eres deportista, te mueves mucho y eres activo?  Entonces necesitas comer.

Para obtener un buen rendimiento, es necesaria una regeneración eficaz y la reposición de energía. Y dos frases de oro al final: la relación con la comida tiene que ver sobre todo con la cantidad de comida, no con el tipo. ¡Definitivamente no tienes que negarte una hamburguesa o tu chocolate favorito!

Echa un vistazo a la nutrición deportiva y apoya tu rendimiento: