Los niños y el ejercicio: cómo motivarlos y a qué edad empezar

Los niños y el ejercicio: cómo motivarlos y a qué edad empezar

25. 8. 2020 7 min. de lectura

El sueño de todo padre deportista no es criar a un perezoso, sino a una persona deportiva. No es tan difícil como parece. ¡Introdúcelo inteligentemente y tus hijos se enamorarán del deporte!

¿Cómo motivar a los más jóvenes?

  • Empieza por ti mismo. Los niños copian el comportamiento que ven en casa. Si pones los pies sobre la mesa y enciendes la televisión cuando llegas a casa del trabajo, es difícil explicarles a tus hijos que deben empezar a sudar entrenando, mientras ves el último episodio de una serie con una bolsa de papatas fritas. Encuentra una actividad que disfrutes y verás que tus hijos te seguirán con gusto de forma espontánea.
  • Pasad momentos activos juntos. ¿Visitas el gimnasio? Si es posible, lleva a los más pequeños contigo (algunos entrenadores personales o instructores de clases grupales lo permiten, pregunta en tu gimnasio para más detalles). Verás cómo se rompen sobre un tatami, los anillos o las cajas. ¿Te gusta andar en bicicleta o hacer senderismo? Sienta al pequeño en un asiento y disfruta de las vistas juntos. Si solo tiene un momento, agarre una pelota y juegue en el patio o aprendan algo de gimnasia (hacer el pino, etc.) juntos. Un día recordarás estos momentos con una sonrisa en tu rostro.
  • Recuerda tu infancia. ¿Qué deporte te gustó? Eres de la misma sangre que tu hijo y es muy posible que tengas eso en común.
  • Dale a tu hijo una opción. Los padres a menudo tienen la ambición de que su hijo se convierta en jugador de fútbol, atleta profesional o ciclista. El hijo luego va a practicar de mala gana, porque en lugar de fútbol, prefiere practicar judo, que un amigo también lo hace. La hija se levanta a nadar todas las mañanas, pero la habitación está llena de carteles con caballos y ella quiere montar a caballo. Si al niño se le ocurre la idea de que le gustaría practicar un deporte específico, lo hace (si el tiempo y las finanzas lo permiten).

Los peques disfrutan de los obstáculos

¿A qué edad deben empezar a hacer ejercicio los niños?

Empecemos por el principio: alrededor de los 15 meses de edad, cuando el niño aprende a caminar. Tan pronto como tu hijo dé los primeros pasos curiosos, déjalo explorar los alrededores, incluso si eso significa caerse a veces. Permíteles la libertad de moverse tanto como sea posible.

Hay ejercicios especiales para niños de tres años o ejercicios para madres con niños. En la edad preescolar, sin embargo, es suficiente que los niños participen en movimientos naturales como trepar, caminar, correr, trepar a los árboles, saltar, rodar, lanzar, etc.

Desde el comienzo de la escuela, el deseo por el deporte proviene tanto del niño (tiempo con amigos, probar algo nuevo) como de los padres (tiempo para ellos mismos). Aquí puedes llevar a tu hijo a un deporte específico, pero ten en cuenta que en deportes especializados donde hay una sobrecarga unilateral (tenis, floorball, pero también baloncesto), es necesario compensar ejercicios para evitar desequilibrios. Por lo tanto, una preparación más versátil, varios ejercicios para niños o la inclusión de varios deportes diferentes tienden a ser una solución más adecuada y saludable.

¿A partir de qué edad los niños pueden levantar pesas?

Una pregunta común y debatida es cuándo pueden los niños comenzar a levantar pesas externas. El niño no necesita ningún ejercicio especializado hasta el colegio, y disfrutará más jugando espontáneamente, trepando árboles o saltando en una cama elástica (que, por cierto, también los hace más fuertes de forma natural) que ejercitándose o levantando pesas.

Desde el colegio, el entrenamiento de fuerza es un gran instrumento para que un niño desarrolle salud, rendimiento y prevenga lesiones al cumplir con los siguientes puntos:

  • El niño debe estar preparado para la carga gradualmente. Comienza con el peso corporal y movimientos simples y enseñe la técnica adecuada antes de introducir gradualmente pesas rusas o mancuernas más ligeras. Luego, puedes comenzar a acumular fuerza gradualmente para movimientos más pesados y complejos.
  • La técnica es lo primero. Es muy importante aprender la técnica adecuada para evitar estereotipos o lesiones por malos movimientos. Si no puedes controlar la técnica adecuada tú mismo, busca un entrenador profesional.
  • Disposición mental del niño. Es fundamental que el niño sea capaz de concentrarse para seguir al entrenador e imitar y realizar los movimientos correctamente.
  • Diversidad de movimientos. Además de fortalecer, incluye otras actividades o deportes.

¿Qué pasa con la especialización deportiva temprana?

Si quieres tener un futbolista profesional o gimnasta en casa, es necesario empezar este deporte a una edad temprana, lo que también implica un entrenamiento frecuente, sin mucho espacio para otras actividades. El problema de la especialización temprana suele ser la renuencia a continuar con el deporte durante la pubertad o el estrés. Por otro lado, si su hijo es especialmente talentoso en este deporte en particular, puede lograr un gran éxito si comienza su entrenamiento a una edad temprana. En este caso, es beneficioso elegir un club y entrenadores de calidad que destaquen el valor del entrenamiento, la paciencia y el conocimiento compensatorios. Esto ayudará a asegurarse de que tu hijo realice movimientos saludables. Entrenar hasta aproximadamente los 11-13 años definitivamente debería ser más que un simple ejercicio. Los niños deben disfrutar de los entrenamientos, percibir al entrenador como una autoridad, pero también como un amigo, y el entrenamiento debe sentirse como un juego. Debería ser divertido. El resultado ideal es que tu hijo decida continuar su entrenamiento de rendimiento deportivo por su cuenta.

Ejercicios divertidos para niñ@s

Hacer amigos mientras hacen ejercicio

¿Qué deportes disfrutan los peques?

  • Gimnasia para niños: en las lecciones de gimnasia, los niños aprenden a trabajar con sus cuerpos, herramientas y equipos. También fortalecen sus músculos y desarrollan su estabilidad, movilidad y coordinación, todo mientras se divierten.
  • CrossFit Kids: Si quieres tener un niño versátil que no se sorprenda con la gimnasia, el atletismo, los ejercicios físicos o el trabajo con pesas rusas o la escalada, echa un vistazo a CrossFit para niños, donde aprenderán todo esto en forma de juegos y cortos. "entrenamientos".
  • Atletismo: el atletismo es otra opción para el desarrollo de la versatilidad atlética de los niños. Los pequeños atletas aprenden a correr, saltar, lanzar, jugar y desarrollar velocidad, destreza, dinamismo y resistencia.
  • Aeróbicos / Disco: ¿Tu hij@ siempre baila, canta y no se queda quieto ni un minuto? Prueba uno de estos deportes de baile. Una gran opción también es el Street Dance.
  • Yoga para niños: en el yoga para niños éstos aprenden posiciones usando rimas, canciones o, por ejemplo, comparándolo con animales. Desarrollan así su imaginación, espontaneidad, movilidad e incluso ritmo.

¿Has decidido cuál será el tuyo?